Como dijimos antes, todos querrán algo diferente en una silla de oficina, pero hay algunas características clave que toda silla debe tener y que debe tener en cuenta.

Soporte lumbar: Una silla de oficina con soporte lumbar incluido evitará el dolor o la tensión de espalda, ya que alinea adecuadamente los músculos y la columna con su forma contorneada. El soporte lumbar también puede mejorar tu postura.

Funciones ajustables: Características como reposabrazos ajustables, altura ajustable y soporte lumbar ajustable son importantes para que una silla de oficina tenga para que pueda personalizar la silla según sus necesidades y la configuración de su oficina.

Asiento acolchado: Asegúrese de que su silla de oficina tenga un asiento bien acolchado, ya que esa es la parte de la silla donde pondrá la mayor parte de su peso. Busque un asiento más profundo si es más alto y un asiento menos profundo si es más bajo. También busque sillas con asientos en forma de cascada, que están diseñados para inclinarse ligeramente hacia abajo para aliviar la presión en la parte posterior de los muslos y las rodillas.

Ruedas giratorias: Debería poder moverse fácilmente por el espacio de su oficina gracias a las ruedas giratorias de calidad de su silla de oficina. Preste atención al tipo de suelo para el que el fabricante dice que es ideal la silla de oficina.